Ruta Gallega

Ruta Gallega

Esta ruta está diseñada para mostrar tanto recursos humanos (construcciones) como los entornos naturales que los rodean de la comunidad autónoma de Galicia con los que se encuentran mimetizados. Un viaje combinado con una serie de alojamientos ideados para la relajación y el retiro. Lagos, aguas termales, castillos, cascos históricos, gastronomía, gentes… un recorrido muy variado capaz de agradar a muchos tipos de visitantes.

Recorrido

Zamora – Orense – Pontevedra – A Coruña- Lugo

Alojamientos

Día 1

Empezamos nuestra ruta desde Puebla de Sanabria, justo antes de entrar en Galicia, lugar en el que se puede ver el Castillo de los Condes de Benavente (s. XV) y el Lago de Sanabria, el cual es un lugar idóneo para la observación de aves con un total de 142 especies. Además también se pueden ver los castros de As Muradelas, en Hermisende, un asentamiento castrense del siglo 3 antes de cristo. A pesar de ser un municipio poco urbanizado, Puebla de Sanabria es un lugar muy atractivo para visitar por su naturaleza e historia, condiciones que lo convierten en un lugar tranquilo y agradable.

Para esta primera parada, recomendamos unos alojamientos situados en el propio destino, la Posada Real La Cartería o la Posada La Pascasia, ambas en el pequeño casco histórico de Puebla de Sanabria.

Día 2

La siguiente parada nos lleva cerca de las afamadas Rías Baixas de Galicia, no sin antes aconsejar la visita de la ciudad de Ourense y Pontevedra, ambas con casco histórico y emblemáticos edificios. Hablamos de Caldas de Reis o Caldas Reux.

Para continuar con la historia castrensa, encontramos en Caldas de Reis un asentamiento Cilenio, en el que hace poco se descubrió lo que hoy en día se conoce como el tesoro de Caldas de Reis. Esta cultura cilenia se sitúa entorno al 1500 a.C. y posee el tesoro más grande encontrado en la península ibérica en peso y uno de los más grandes de Europa, hablamos de 27 Kg de oro en diversos objetos.

Además la zona fue punto remarcado por los propios romanos debido a sus aguas termales, denominándolo Aquis Celenis, y más tarde por la Reina Dña. Urraca y su hijo y rey Alfonso VII (de Borgoña), donde se alojaban durante continuadas estancias. Es un municipio tan importante antiguamente que sus habitantes consiguieron nombrarlo como municipio libre bajo el reinado de Felipe II. También posee la primera central hidroeléctrica de Galicia (desde 1899 en Segade, ya cerrada) alimentada por la espectacular fervenza (cascada) de Segade, a la que se puede llegar desde la propia ciudad por un paseo fluvial a orillas del río Umia.

Aquí recomendamos el Hotel Boutique Casa A Pedreira, una casona de 10 habitaciones con un maravilloso jardín de 8000 metros cuadrados con manantial propio, en el que se puede sentir al máximo la tranquilidad de la zona en la que los Cilenios decidieron asentarse.

Día 3

Desde Casa A Pedreira, comienza el traslado hacia las Rías Baixas, a escasos kilómetros y en los que se recomienda visitar la península de O Grove para ver La Isla de LaToja, también con aguas termales, y también coger un ferri para alguna de las islas pertenecientes al Parque Nacional de las Islas Atlánticas, que son el archipiélago de las Islas Cíes, Archipiélago de Ons, de Sálvora y el de Cortegada.

Día 4

Para alojarnos tras esta visita, recomendamos un alojamiento en el próximo destino, Altaïr Hotel, que es la capital gallega y recibe el nombre de Santiago de Compostela, a escasa distancia de la ría visitada. Es un destino repleto de historia, que empieza con el descubrimiento de los restos del Apóstol Santiago y la posterior edificación de lo que hoy conocemos como Catedral de Santiago y alrededor de la cual se empieza a levantar la ciudad que hoy en día se ve. Emblema de la reconquista, hogar de universitarios e intelectuales, Santiago también es uno de esos lugares en los que un guía resulta necesario para no perderse alguna de las más importantes historias.

Santiago no tiene fuentes termales, pero se puede decir que la ciudad surgió de un manantial, ya que los siervos que transportaban el cadáver del apóstol, según cuenta la leyenda golpearon una roca en la que los bueyes que dirigían la carreta se habían detenido, y de ésta comenzó a emanar agua de la que bebieron todos, decidiendo así que ése debía ser el lugar en el que Santiago tendría que ser enterrado.

Día 5

Finalmente nos desplazamos a otro destino rebosante de historia de nuevo, la ciudad de Lugo, Lucus Augusti para los romanos, en la que destaca su casco histórico rodeado por una muralla romana, patrimonio de la humanidad, con una longitud de más de 2 km y muros entre los 8 y 10 metros de altura y alrededor de 4 metros de anchura y que constituye el mejor ejemplo vivo de fortificaciones militares del Imperio romano tardío de toda Europa.

Esta ciudad amurallada es bordeada por el río Miño, y continuando su descenso, llegamos al alojamiento que recomendamos y que se llama Casa Grande da Fervenza.

Desde Lugo podemos partir como destino final a la costa cantábrica gallega para visitar la playa de As Catedrais. Esta playa situada en Ribadeo, está considerada como una de las mejores del mundo y su característica principal son los acantilados algunos de más de 32 metros de altura y las cuevas formadas por la fuerte marejada sobre éstos. Actualmente, este paraje natural aislado de las poblaciones y el urbanismo humano, se encuentra bien comunicado para acceder a el gracias a las inversiones recientes para su explotación turística.